Saltar al contenido
Efecto Green – Blog Slow Life

Guía Completa de Reciclaje

Guía de Reciclaje

Llevamos años reciclando y muchos meses hablando de la necesidad de reducir el consumo de plástico. Sin embargo, todavía tenemos muchas dudas sobre cómo separar correctamente y a dónde tiene que ir cada envase. Tampoco sabemos qué plástico es menos malo ni si es mejor una lata o una botella.

También dudamos cada vez que tiramos una copa de vino rota a la basura o cuando tenemos que tirar las servilletas de papel y todavía nos preguntamos si van al contenedor azul o al orgánico.

Así que, en vista de tanta duda, he decidido hacer esta guía de reciclaje para que tengas siempre a mano y puedas consultarla cada vez que tengas una duda.

¡Espero que te sea útil!

Qué es el reciclaje

Empecemos por lo más básico. Todos creemos saber qué es el reciclaje pero tampoco tenemos muy claro en qué consiste exactamente.

Según la RAE el reciclaje es:

Reprocesado de los materiales de los residuos cuando se realice como proceso productivo con objeto de destinar esos materiales a los mismos fines a los que se destinaban originariamente o a otros distintos, exceptuando la recuperación de la energía.

Y como estos de la RAE siempre lo complican todo, pues cuando lees la definición te quedas más o menos con las mismas dudas.

Pero vaya, que reciclar significa procesar los materiales usados para transformarlos y convertirlos en nuevas materias primas.

¿Cuál es la importancia del reciclaje?

En España generamos 110 millones de toneladas de residuos al año. Esto significa que cada habitante genera más de 2.300 kg de residuos. Y la cifra no deja de aumentar según van pasando los años. Cada vez consumimos más y generamos más basura. Y la tendencia es la misma en toda Europa y en el resto del mundo.

Ante tal cantidad de residuos, lo ideal sería que se reciclaran el 100% o al menos un porcentaje elevado de la basura generada pero lo cierto es que no es así.

El porcentaje de reciclaje en España de los residuos municipales se sitúa en el 29%, muy lejos del 50% fijado por la Unión Europea para el 2020. Aunque son datos de Eurostat del año 2016, nada hace pensar que la tasa sea mucho más alta en este momento ya que en la última década, el porcentaje de reciclaje en España se ha mantenido siempre entorno al 30%, punto arriba o abajo según el año que consultemos.

Ventajas y desventajas de reciclar

Reciclar es un rollo. Es verdad. Tienes que tener un millón de cubos en casa y luego ir a tirar todo en un millón de contenedores diferentes más el punto limpio.

Reconozcámoslo, reciclar no es cómodo y por eso muchas personas todavía no separan residuos en su casa.

Creo que la principal razón por la que todavía hay gente que no cree en el reciclaje creo que es por desconocimiento.

Por un lado, mucha gente no cree en el proceso de reciclaje en sí y siguen diciendo eso de: “pero si luego lo juntan todo”.

Por otro lado, muchos desconocen las ventajas reales que supone el reciclaje.

sara

No podemos infravalorar el reciclaje, aunque sea el último recurso (primero sería evitar generar basura innecesaria pero no siempre es posible).

Si no tenemos espacio para separar en casa, podemos juntarlo todo en la misma bolsa y hacer la separación selectiva en la calle cuando lo tiramos.

Sara, @lamochilaeco

Ventajas de reciclar

Los ayuntamientos nos han obligado a separar sin pararse a concienciarnos sobre las ventajas que tiene todo este proceso. Así es fácil caer en la desgana y la falta de motivación para tener 5 cubos de la basura en una cocina minúscula.

Por eso, te voy a contar las principales ventajas del reciclaje. Así te darás cuenta de la importancia que tiene separar los residuos para fomentar el tratamiento diferenciado.

👍 Utiliza menos recursos naturales

Cuando reciclamos un producto, esa materia prima que se utilizó para crear ese producto en sí se reutiliza y por lo tanto no hace falta extraer nueva materia prima para crear nuevos objetos.

Por ejemplo, si reciclamos el papel, podemos crear papel nuevo con el viejo sin necesidad de talar nuevos árboles.

👍 Ahorra energía

Si no tienes que extraer materia prima para crear nuevos productos ya estás consumiendo mucha menos energía que creándolos a partir de residuos reciclados.

Como ejemplo podemos destacar el caso del aluminio reciclado que consume solo 5% de la energía necesaria en caso de que hubiera que extraer la materia prima.

👍 Contamina menos

Al no usar tanta energía para la producción de nuevos bienes, las emisiones de CO2 y gases contaminantes se reducen.

Además, evitamos que algunos residuos contaminantes lleguen a ríos, mares e incluso al suelo o la atmósfera.

Es el caso del mercurio de las pilas. Reciclándolas nos aseguramos de que ese producto tóxico no contamine el entorno.

👍 Menos dependencia del petróleo

La necesidad de menos recursos y del uso de menos energía hará que tengamos una dependencia menor del petróleo, lo cual no solo beneficia al planeta sino también a la economía de todo un país.

👍 Otras ventajas del reciclaje

Estos no son los únicos beneficios de reciclar. Aquí te dejo muchos otros, entre los que me gustaría destacar la creación de empleo que genera.

razones para reciclar

Ejemplos concretos de los beneficios de reciclar

Si tú eres como yo y te gusta ver las cosas bien claritas, aquí tienes algunos ejemplos sobre los beneficios concretos que tiene el reciclaje y el tratamiento de los residuos.

  • Reciclar 100 latas = Energía para dar luz a una habitación durante 2 semanas
  • 1 tonelada de papel reciclado = Ahorramos 4.100Kwh
  • 40 botellas de plástico recicladas = Crear un 1 forro polar.

Empieza por lo que te resulte más fácil (y hazlo lo mejor posible).
Sueño con el día en el que reciclar no sea un problema para nadie y que las calles se vacíen de contenedores. Sí, suena a utopía, verdad? Pero mientras tanto puedes empezar por lo que te resulte más fácil y sigue dando un paso detrás de otro. Aviso, cuando empiezas ya no hay marcha atrás 😉

Vicky, The Buu Way

Desventajas de reciclar

El proceso de reciclaje presenta también ciertas desventajas. O más que desventajas, podemos decir que son limitaciones propias de la técnica utilizada en el tratamiento de los residuos.

👎 No todo se puede reciclar

Algunos productos no se pueden reciclar y se tienen que desechar.

👎 Es muy caro

Y aquí reside el mayor problema del reciclaje en sí. Se trata de una actividad que no es rentable. El beneficio económico es bajo así que te puedes imaginar qué es lo que pasa: pues que es un negocio que no interesa.

👎 Empleos de baja calidad

Antes mencionaba el tema del empleo como una ventaja y es verdad, reciclar crea nuevos puestos de trabajo pero ¿de calidad? Ese es el gran reto que hay que afrontar.

👎 Productos de baja calidad

No tiene por qué pasar con todos los productos pero en algunos casos el producto reciclado es de menor calidad que uno hecho con materias primas recién extraídas.

Esto supone una publicidad muy mala para todos los productos reciclados. La gente es reacia a este tipo de productos y si se consumen menos, se producen menos. Ya sabes, la ley de la oferta y la demanda.

El proceso de reciclaje

¿Qué pasa con la basura después de que la tiras a las basura? En este vídeo, se explica el proceso que pasa el plástico cuando es recogido del contenedor amarillo.

No me pondré ahora a profundizar en ello pero creo que basta con ver un poco sobre el proceso que hay en las plantas de reciclaje para darse cuenta de lo mal que se recicla en este país.

¿De verdad solo dos personas pueden hacer el proceso de calidad a la velocidad a la que va esa cinta llena de plásticos? Por mucho que una máquina haya pasado antes por ahí, yo, desde luego, me volvería loca.

Te dejo el vídeo para que saques tus propias conclusiones.

Tipos de reciclaje

El reciclaje es un proceso complejo que cuenta con diferentes tipologías. No todos los residuos siguen el mismo proceso y por eso mismo, cada producto se separa en contenedores de reciclaje de colores diferentes.

En cada cubo meteremos la basura categorizada según la materia prima de la que esté hecha. Así que vamos a ver los tipos de contenedores de reciclaje que hay y qué se tira a cada uno de ellos.

✅ Reciclaje de vidrio

El vidrio se tira en el contenedor de color verde. Es uno de los mejores productos para reciclar porque la materia prima resultante tiene la misma calidad que el original. Además se puede reciclar tantas veces como se quiera sin que pierda calidad.

Al fundir el vidrio utilizado se ahorra energía extrayendo materia prima para nuevos productos así que se contamina menos.

Reciclando 3.000 botellas de vidrio, se ahorra más de una tonelada de materia prima, así que los beneficios para el medio ambiente son cuantiosos en lo que a emisiones de CO2 se refiere.

Con el reciclaje de 3 botellas, se ahorra la energía equivalente a tener una lavadora funcionando todo el día.

Aquí puedes ver cómo es el proceso de reciclado del vidrio desde que la dejas en el contenedor hasta que se convierte en material reciclado.

Pero ojo, a la hora de reciclar vidrio tienes que tener que cuenta que NO todo va al iglú verde.

⚠️ Errores más comunes al reciclar vidrio

  • Los vasos y copas de cristal NO van al contenedor verde porque tienen óxido de plomo que es lo que les da cualidades como ese sonido tan característico del cristal.
  • Los tapones NO van al contenedor verde porque no son vidrio y por lo tanto estropean la calidad de los residuos recogidos.
  • La cerámica y porcelana NO va al contenedor verde porque necesitan más tiempo de fusión que el vidrio.
  • Otros productos que suelen acabar en el contenedor verde y que no deberían son: las bombillas, ceniceros, espejos o platos y fuentes de la vajilla.

Por cierto, antes de tirar el vidrio al contenedor ¡hay que limpiarlo! No puede tirarse con residuos orgánicos si no estará contaminado y no se podrá mezclar con otros elementos de la cadena de reciclaje.

✅ Reciclaje de papel y cartón

El papel y cartón se depositan en el contenedor azul que normalmente son de grandes dimensiones, ya sea los que están al aire libre como los que se hunden bajo tierra.

Mucha gente cree que reciclar papel no es importante porque se trata de un producto biodegradable y que no contamina. Es verdad, el papel y el cartón no son plástico proveniente del petróleo ni tarda cientos de años en descomponerse pero darle una segunda vida al papel utilizado es muy importante por una simple razón.

Reciclando papel y cartón evitamos utilizar nuevas materias primas, provenientes de la tala de árboles. Además, también ahorramos la energía que se consume al crear papel nuevo.

Este es el proceso que sigue el papel a la hora de reciclarlo.

Proceso de reciclaje

Si reciclamos 8 cajas de cereales se consigue el papel suficiente para un libro así que vale la pena el esfuerzo.

El papel reciclado se suele utilizar para cajas de embalar o papel de folios y libretas. Su mayor problema es que sigue habiendo mucha desconfianza sobre la calidad del producto resultante pero cada vez se avanza más en la mejora del proceso de reciclaje, lo que genera materias primas de más calidad.

⚠️ Errores más comunes al reciclar papel y cartón

Igual que con el vidrio, a la hora de reciclar el papel y depositarlo en el contenedor azul, NO todo vale. Estos son algunos ejemplos que no debes dejar en este cubo.

  • Los briks no van a este contenedor porque no son solo cartón. Están formados por más materiales como el aluminio y por lo tanto deben ir al amarillo junto con los plásticos.
  • Las servilletas o papel de cocina utilizadas tampoco van al contenedor azul porque contienen residuos orgánicos. Por este motivo, deben ir al de los restos de comida.
  • Las cajas de la pizza o similares no pueden tirarse al contenedor azul por el mismo motivo: contienen restos de grasa y comida, así que al orgánico.
  • Los pañales y compresas tampoco son papel. De hecho su composición es tan compleja que no se reciclan y hay que depositarlos en el cubo de los restos.
  • Los tickets de la compra tampoco. No están hechos con celulosa sino con papel térmico así que no se pueden reciclar.

✅ Reciclaje orgánico

El reciclaje orgánico es el que va al contenedor marrón en Barcelona aunque no es igual en todas las ciudades. En A Coruña, por ejemplo, el contenedor de restos orgánicos es de color verde, así que supongo que habrá también variaciones dependiendo del lugar.

De todos modos, es fácil de identificar porque suele ser más pequeño y estar al lado del de restos genéricos.

Los residuos orgánicos son aquellos que se generan de los desechos de origen vegetal y/o animal y que se pueden degradar biológicamente.

El origen de estos restos es principalmente doméstico o comercial. Es decir, proviene de la basura generada en nuestras propias casas o en negocios como restaurantes y bares entre otros.

Pero entre la basura orgánica también encontramos restos de poda e incluso papel sucio que como ya os dije antes tienen que tirarse en este contenedor.

Igual que con el papel, reciclar la materia orgánica puede parecer poco importante pero en realidad no lo es porque este tipo de basura contamina mucho. ¿Por qué? Te lo explico.

La materia orgánica se descompone pasado un tiempo. Durante este proceso se emiten gases a la atmósfera que son principalmente dióxido de carbono y metano, es decir, dos gases muy perjudiciales para la atmósfera ya que son causantes del efecto invernadero que provoca el cambio climático y el calentamiento global de la atmósfera.

Si no se recicla bien, la materia orgánica puede acabar en vertederos donde acaba emitiendo todos estos gases a la atmósfera y se acaba filtrando a las aguas subterráneas.

Compost o biogás

La materia orgánica se puede reutilizar para hacer compost o biogás.

El compost es un abono natural de gran calidad y llena de nutrientes que se utiliza para plantas y cultivos. Mientras que el biogás se utiliza para generar energía.

Si quieres, tú mismo puedes hacer compost en tu casa y usarlo para tus plantas o cultivos. Si no, otra opción posible es buscar algún huerto cercano a tu casa y preguntar si aceptan materia orgánica para hacer compost.

De esta manera, estarías reduciendo la generación de residuos y reciclando tú mismo en tu pequeña realidad. Si lo haces, infórmate bien porque para hacer compost NO todo vale.

Por ejemplo, no podrás incluir restos de carne ni de pescado y también se recomiendo reducir al máximo los cítricos porque tardan más en descomponerse. Aquí tienes una guía de lo que se puede incluir y lo que no.

compost o biogás

✅ Reciclaje de aluminio

Todo lo que esté hecho de aluminio tiene que incluirse en el contenedor amarillo. Es decir, las latas de refrescos, las latas de conservas o el papel de aluminio (también llamado papel de plata) van con el plástico.

El reciclaje de aluminio es el más rentable porque se puede aprovechar casi al 100%. Además, al reciclar este material se ahorra el 94% de la energía que supondría extraer nueva materia prima para hacer otros productos de aluminio.

Tras el reciclaje, el aluminio mantiene su calidad así que es un producto que se puede reutilizar tantas veces como se quiera.

¿Cuál es el problema del reciclaje de aluminio? Las plantas de reciclaje en sí y su ineficaz sistema de tratamiento de basuras. Según Greenpeace, los recipientes de aluminio demasiado ligeros se escapan de la selección que se hace en las plantas de reciclado. Esto significa que acabará todo en un vertedero sin reciclar.

✅ Reciclaje de plástico

Y aquí empieza el problema. El plástico. Todos sabemos que va al contenedor amarillo pero todavía hay muchas dudas sobre qué es plástico y qué no.

Antes de entrar en materia, solo decirte que en esta Guía Slow Life encontrarás muchos consejos para reducir el consumo de plástico. Porque, después de leer lo que viene a continuación verás que comprar menos plástico es una de las dos únicas soluciones posibles para solventar el problema.

Ahora sí, vamos al problema del plástico en sí y su dificultad para deshacernos de él. Primero, veamos qué va en este contenedor.

Aquí van los envases de plástico y botellas pero también las latas, briks, bandejas de aluminio, papel film y de aluminio, botes, aerosoles o tapas.

⚠️ Errores más comunes en el reciclaje de plástico

Hay muchas dudas sobre qué debe ir a este contenedor y qué no, así que vamos a ver exactamente los residuos que NO debes depositar aquí:

  • Juguetes de plástico
  • Biberones y chupetes
  • Utensilios de cocina
  • Cubos de plástico
  • Papel plastificado de las carnicerías o charcuterías
  • Tupperwares
  • Cápsulas de café
  • Moldes de silicona
  • Bolígrafos
  • Mecheros
  • Carcasas de CDs o similares
  • Pajitas

¿Quieres descargar un póster para saber qué va en cada contenedor? Aquí tienes una guía muy chula y visual para que no tengas dudas la próxima vez que quieras reciclar papel y plástico.

El Consumo del Plástico y su Reciclado

Generamos muchísimo plástico. En el año 2017 se produjeron en todo el mundo, 350 millones de toneladas de plástico, una cifra superior a la del 2016 y previsiblemente inferior a la del 2018.

Y entre los países que más consumo de plástico tienen, ¿adivináis quién está? Exactamente, España.

Consumo de Plástico por Países
Fuente: Plastics The Facts 2018

Y que nadie se engañe con excusas porque el sector en el que más se utiliza el plástico es el de los envases.

Usamos envases de plástico para todo, especialmente en la industria alimentaria. De verdad hace falta envolver en plástico ¡un plátano! ¡una manzana! ¡las cebollas!

Todo va empaquetado para que a nosotros nos resulte más cómodo comprar (o quizás es para que compremos exactamente la cantidad que la industria quiere que compremos en vez de dejarnos elegir el número de patatas que queremos comprar….pero eso…ya es otra historia).

Consumo de Plástico por Sectores
Fuente: Plastics The Facts 2018

Tipos de plásticos

Para entender por qué es tan difícil reciclar, es importante tener claro que hay diferentes tipos de plástico. Actualmente hay 7 categorías distintas. ¡Vamos a verlas!

  1. PET (Tereftalato de Polietileno): es el plástico más fácil de reciclar. Es el que se encuentra en las botellas de agua, zumos, aceites, refrescos…
  2. HDPE (Polietileno de alta densidad): este tipo de plástico es común en botellas más resistentes como por ejemplo las de los productos de limpieza, botellas de leche o también para los tetrabriks (aunque es solo uno de los 3 materiales que componen este tipo de envases. Sí, sí ¡3! Luego te cuento).
  3. PVC (Polivinilo): aquí se empieza a complicar la cosa porque este tipo de plástico no se puede reciclar. Es el más peligroso de todos, ya sea para su creación como para su manipulación y desecho. Suele utilizarse para las partes de plástico de los coches, juguetes de niños, tuberías, canalones…
  4.  LDPE (Polietileno de baja densidad): es como el hermano menor del polietileno de alta densidad. O mejor dicho, el de peor calidad. Se usa para botellas de plástico blando, bolsas y film adhesivo. El problema es que no siempre se puede reciclar.
  5. PP (Polipropileno): este tipo de plástico es, junto con el PET, el más sencillo de reciclar. Se utiliza normalmente en tapones, botes alimentarios como ketchup, margarinas….Soportan muy bien el calor y la grasa, evitando que salga fuera del recipiente.
  6. PS (Poliestireno): este plástico es el típico blanco al que llamaos comúnmente con el nombre de la marca Porexpán. Se utiliza mucho para las cajas de las hamburguesas de comida rápida o las bandejas de la fruta en los supermercados. Es muy contaminante.
  7. Otros: aquí se incluyen un sinfín de tipos diferentes que no se pueden integrar dentro de los otros. Al no saber qué componentes conforman el número 7, los productos con este plástico no se pueden reciclar.

La mentira del reciclaje de plástico

Sí, así como te lo digo, lo del reciclaje es todo una mentira. Eso no quita que sigamos separando los residuos en nuestras casas y depositándolas en el contenedor que corresponde, pero desgraciadamente, solo el 30% del plástico que se consume, se recoge para ser reciclado.

Tratamiento de los Residuos Plásticos en la UE

A la baja tasa de recogida para reciclaje hay que tener en cuenta las dificultades que supone el proceso en sí. Estos son los motivos por los que es tan complicado reciclar el plástico.

  • El material del que están hechos los productos en sí. Como has visto, no todos se pueden reciclar.
  • No se pueden mezclar diferentes tipos de plásticos para su reciclaje, por lo que si se mezclan por error, habrá que desechar todos los residuos de ese lote.
  • No es rentable reciclar, así de simple. Es más barato hacer plástico nuevo que reciclarlo así que te puedes imaginar la gracia que le hace a las empresas/gobiernos gastar más, no?
  • Muchas veces, el plástico resultante es de peor calidad que el nuevo por lo que si se llega al final de todo el proceso, el resultado tampoco será satisfactorio. Es lo que se llama downcycling en inglés.
  • Por normativa de seguridad, los plásticos 2-3-5-6 no se pueden reciclar para envases alimentarios y solo se puede utilizar el 1 para hacer nuevas botellas de agua cuando el 50% provenga de plástico nuevo, es decir, no reciclado.
  • Algunos productos como los tetrabriks están compuestos de hasta 3 materiales diferentes: 75% cartón, 20% plástico y 5% aluminio. Para reciclarlo habría que separar cada uno de esas capas así que…imposible.

yurena de Ecoblog Nonoa

Cuando te enteras de cómo funciona el reciclaje, principalmente del plástico, te sientes igual que cuando te enteras de pequeño que los Reyes Magos no existen, que te han estado tomando el pelo. Pero ahí seguimos nosotros, alargando nuestra ignorancia para que no dejen de hacernos regalos.

En tema de reciclaje pasa algo muy similar, aunque sabemos que no es real, que en la mayoría de los casos no existe, nosotros seguimos haciéndonos los locos, reciclando como si no supiéramos nada, para no tener que cambiar nuestra manera de vivir y consumir.

Hasta que te das cuenta que toca madurar, aceptar la realidad y abandonar, en la medida de nuestras posibilidades, la cultura de usar y tirar.

Yurena, Ecoblog Nonoa

Por qué acaban los plásticos en el mar

Es un drama. De verdad…Da pena ver cómo está el mar, y no hay que irse hasta el Pacífico sino que encontramos toneladas de residuos en el Mar Mediterráneo. Mira este vídeo de Greenpeace.

Con el desastroso sistema de reciclado que tenemos, no es de extrañar que el plástico termine en el mar. La lluvia, las tormentas, el viento, los residuos que se cuelan por el sistema de alcantarillado….Pero hay más causas:

  • Residuos que se tiran desde barcos de manera intencionada.
  • Residuos que se tiran desde barcos de manera fortuita y sin mala intención.
  • Residuos provenientes de vertederos, debido a las aguas que fluyen por ellos.

Piensa que solo el 9% de toda la producción de plástico se ha reciclado, el resto está en vertederos.

Una práctica muy común desde Occidente para deshacerse de la basura es mandarla a un país en vías de desarrollo o con una laxa normativa medioambiental. Era muy habitual vender los plásticos a barcos chinos que aprovechaban el viaje de vuelta a sus países para no llevar el carguero vacío. Os podéis imaginar qué pasaba con esos residuos una vez allí, ¿no?

A todo esto, hay que sumarle que cuando un plástico llega al mar…ahí se queda. Los plásticos tardan años y años hasta desintegrarse y en cualquier caso, lo que hacen es descomponerse en partículas más pequeñas.

Estas micropartículas son ingeridas por peces, aves o mamíferos marinos que se creen que es comida. ¿Y quién come a esos animales? Nosotros. Por lo que comemos plástico… así ricamente.

Mira cuánto tardan los plásticos en descomponerse con esta infografía de Greenpeace. ¿No es para ponerse a llorar?

¿Qué podemos hacer para frenar esto?

Yo solo le veo dos salidas:

  1. Reducir el consumo de plástico al máximo, especialmente el de un solo uso.
  2. Exigir a los gobiernos que hagan una normativa para poner freno al uso abusivo de plástico en la industria alimentaria.

Si quieres empezar por la primera y reducir el consumo de plástico, te doy varias opciones. Por un lado, puedes ver estas alternativas que yo misma he escrito para National Geographic.

Otra opción, es descargarte esta Guía Slow Life para descubrir cómo vivir con menos y diferentes trucos para consumir menos plástico en tu día a día.

Guía Slow Life Gratis

Preguntas sobre el reciclaje

Las dudas más comunes giran en torno a los lugares de reciclaje para productos concretos, así que aquí va una mini-guía de dónde reciclar cada uno de estos productos.

  • Cápsulas de Nespresso: NO los recicles al contenedor amarillo. Al tener el café dentro, aunque lo intentes sacar siempre quedarán restos de orgánico, así que olvídate. Para reciclarlo puedes llevarlo a los puntos de Nespresso o si no a un punto limpio.
  • Pilas o baterías de litio: Hay muchos puntos de recogida de pilas en las ciudades. Normalmente en lugares como el supermercado, la biblioteca, el gimnasio etc…Aquí puedes ver cuál es el punto más cercano a ti.
  • Poliespán o corcho blanco: es reciclable y reutilizable al 100% así que al contenedor amarillo. Esto no quita que sea muy contaminante y que no se aconseje el contacto con alimentos.
  • Neumáticos usados: tienen que ir al punto limpio o dejarlas en el taller en donde hagas el cambio (si te fías de que ellos los tratarán correctamente, claro).
  • Madera: aunque no te lo esperes, las cajas de madera o similares deben ir al contenedor amarillo.
  • Móviles: puedes enviarlo a alguna ONG como Oxfam o Amnistía Internacional en donde verán si le dan una segunda vida o si se deshacen de él de la manera que corresponde.
  • Muebles: los muebles deben ir al punto limpio. En algunas ciudades como Barcelona existe el día de recogida de muebles y trastos viejos. Esto consiste en que puedes dejar los muebles en la calle el día que le corresponda a tu barrio. Aquí puedes ver qué día tiene asignado cada calle.
  • Aceite usado: NO lo tires por el fregadero ni por el water. Si haces esto, el aceite irá a parar al mar. Lo mejor es guardar el aceite viejo en un bote o botella y llevarlo a un contenedor de recogida específico para aceite o al punto limpio.
  • Tetrabrik: como ya te comenté antes, es muy difícil de reciclar pero bueno…Para tirarlo, hay que dejarlo en el contenedor amarillo. Aunque parezca de cartón, no lo es. Está formado también por plástico y aluminio, así que todos los tetrabriks van al contenedor amarillo.
  • Latas: al contenedor amarillo.
  • Papel albal: al contenedor amarillo.
  • Aparatos electrónicos: al punto limpio.
  • Bombillas y tubos fluorescentes: al punto limpio. NO las tires al amarillo, no son vidrio.
  • Cristal: NO lo tires al amarillo. No es vidrio, es cristal, así que debe ir al genérico.
  • Pajitas: NO las tires al amarillo. Al ser de menos de 10cm de diámetro, la planta de reciclaje no la reconoce así que no se reciclan. Evítalas siempre que puedas. Hay muchas alternativas sostenibles reutilizables.
  • Tickets de la compra: NO los tires al contenedor del papel porque los tickets están hechos con papel térmico para la tinta, no con celulosa. Los tickets van al contenedor de residuos.
  • Papel y cartón manchado de comida: NO los tires al contenedor azul porque al estar impregnados con grasas o con restos de alimentos no se pueden reciclar. Échalos al contenedor de orgánico.
  • Colillas: Por favor. NO las tires al suelo. Pueden acabar en las alcantarillas y eso va directo al mar. Busca una papelera.

¿Qué te parece? ¿Tienes algún otro producto que quieras saber a qué contenedor va? Déjalo en comentarios y te solucionaré la duda 😉

Y recuerda que el reciclaje es lo último que debemos hacer. El orden de prioridades es: Reducir, Reutilizar y Reciclar.