Saltar al contenido
Efecto Green – Blog Slow Life

Paté de lentejas y nueces

receta de paté de lentejas y nueces

El paté de lentejas y nueces es uno de mis aperitivos favoritos. No lo puedo negar, me encanta el aperitivo pero quiero hacerlo con slow food para que sea algo saludable.

Desde que dejé de comer patatas fritas, los frutos secos han sido mi gran aliado, pero a veces también me apetece variar. Por eso descubrí este humus de lentejas y nueces que no solo está buenísimo sino que se hace en diez minutos. ¿¡Hay algo mejor!? 😋

Empecemos por el principio. Los ingredientes

Paté de lentejas y nueces

 

Elaboración del paté de lentejas y nueces

Hacerlo es muy sencillo. Básicamente consiste en mezclar todos los ingredientes en la batidora. Échale también un chorrito de aceite y un poquito de agua. La cantidad de agua dependerá de la cremosidad que le quieras dar, así que empieza echándole poquito y luego si lo quieres más fluido le echas un poco más.

Las lentejas que yo compro son ecológicas de bote, por lo que antes de nada las lavo, bien lavadas, y luego las dejo escurrir. Una vez con eso, nos ponemos manos a la obra. Si eres tan patoso en la cocina como yo, remángate bien, separa todo lo que tengas cerca que pueda romper y disponte a seguir estos sencillos pasos.

1.- En un vaso de batidora, pon primero las lentejas.

2.- Corta el ajo finito y añádelo.

3.- Añade un puñado de nueces peladas y naturales.

4.- Incluye la cucharadita de comino, la de pimienta negra, una pizca de sal y el zumo de medio limón.

5.- Echa un chorrito de aceite de oliva y un poquito de agua.

6.- ¡Dale al play!

Remueve de vez en cuando para que la mezcla quede uniforme. Si está muy denso y lo quieres más fluido, échale un poquito más de agua y vuelve a batir.

Cuando ya esté todo bien batido solo tienes que servirlo. Ponle un par de nueces encima y una hojita de albahaca para decorar y hasta parecerá que te lo has currado 😀

Cruditè para acompañar

¿Cuál es la mejor manera de acompañar este paté de lentejas y nueces? Con crudités. ¿Y qué es eso, te preguntarás? Pues la manera moderna de llamarle a las verduras crudas de toda la vida 😂 pero vaya que están buenísimas igual.

Puedes cortar zanahorias en tiras (intenta que sean un poco anchas para poder recoger el paté sin problema) pero también puedes incluir pimiento verde, rojo o amarillo, tomatitos cherry, apio, pepino, brécol o coliflor. Todos, bien lavaditos y crudos.

¿Qué te parece? ¿Te atreves a cambiar tu aperitivo habitual? Si te gusta esta receta ¡compártela!

Si quieres recibir más recetas como esta en tu email, suscríbete a la newsletter. Te podrás dar de baja cuando quieras. 

 

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (4)

Perdona, tengo una duda. ¿Pero no cocinas antes las lentejas? ¿O ya son de las que viene precocinadas? Si es así se puede hacer esta receta con lentejas sin precocinar?
Por cierto, acabo de descubrir tu blog, aunque yo no soy mucho de estilo de vida saludable, me interesa y creo que recurriré a él. Mucha suerte con este proyecto.

Responder

Hola Carolina!
Muchas gracias! Ojalá vaya bien. Está hecho con mucha ilusión así que cruzo los dedos 😉
Mira, yo lo hago con lentejas ecológicas que ya vienen cocidas porque así ahorro tiempo pero también las puedes hacer con las otras. En ese caso solo tienes que cocinarlas antes, claro jajaja. El tiempo variará según sean de cocción rápida o lenta, suele ponerlo en el propio paquete. Eso sí, para el humus intenta que estén muy cocidas, cuanto más mejor porque así será más fácil hacer el paté y que no queden grumos.
Anímate a hacerlo y a compartir con nosotros el resultado 😉 Y ya verás que aunque no te vaya mucho el estilo de vida saludable en cuanto empieces, te encantará 😉
Un abrazo

Responder

Esta receta tiene muy buena pinta y además es saludable.
Acostumbro a poner humus de garbanzo de aperitivo y este de lentejas me parece una muy buena opción para variar.
Gracias por compartirla.

Responder

Hola Elisabet!
Está buenísimo. Pruébalo y cuéntanos qué te parece. Si al de garbanzos le sueles echar agua ten en cuenta que este de lentejas necesita un poquito menos. Lo digo por si estás acostumbrada a una cantidad de agua concreta y usas la misma para el de lentejas. Mejor, empieza con menos y luego ya vas añadiendo según necesites 😉

Responder