Saltar al contenido
Efecto Green – Blog Slow Life

El método no poo: mi experiencia

Método no poo. Mi experiencia

Hoy te voy a contar mi experiencia con el método no poo. Si eres nuevo en este mundo supongo que tu cara ahora mismo se parece bastante a la que puso Luigi, mi novio, cuando le dije que haría el método no poo durante un mes. Es verdad que él añadió una sutil pregunta sobre si mi idea era estar sin ir al baño durante un mes 😱 A ver, el método no poo no es no hacer poo, sino que es lavarse el pelo con bicarbonato y vinagre de manzana en vez de utilizar champú.

Encontré este método por casualidad cuando empecé a llevar una vida más natural. Siempre, toooodaaa mi vida he tenido descamación en el cuero cabelludo. Esa especie de caspilla que no es caspa sino piel seca. Es algo que odiaba, la verdad. Me daba vergüenza que se me quedase en los hombros y condicionaba un poco mi manera de vestir.

Buscando una manera de librarme de esta descamación, encontré el método no poo y decidí probar.

Qué es el método no poo

Este método consiste en lavar la cabeza con bicarbonato y vinagre de manzana. ¿Cómo? Pues de la siguiente manera.

Para el “champú”: Mezcla en una botellita, una cucharada de bicarbonato y agua. La medida es muy relativa. Tienes que ir probando lo que le vaya mejor a tu pelo. Cuanto más seco, menos bicarbonato pero es mejor que vayas haciendo prueba-error.

Para “la crema suavizante”: En otra botella mezcla una cucharada de vinagre de manzana con agua.

Una vez con la mezcla, lávate el pelo con normalidad. Echa primero el “champú” y espárcelo bien por toda la cabeza. Aclara y echa el “suavizante”.


Guía Slow Life Gratis


Mi experiencia con el método no poo

Mi experiencia con el método no poo fue un auténtico desastre. Duré 3 semanas y con suerte. Había leído que las primeras semanas eran las peores porque el pelo tiene que acostumbrarse. Esto tiene sentido. Piensa que dicho de una manera muy básica tu pelo “está enganchado” a la porquería que tienen los champús convencionales.

La mayoría de ellos tienen jabones y demás ingredientes que eliminan la grasa natural de tu pelo. Lo que parece algo bueno en realidad solo hace que le estés quitando la protección natural a tu cabello. Así que te lo lavas, queda bonito y limpio pero al día siguiente ya lo tienes sucio otra vez. Te lo vuelves a lavar, queda limpio pero al día siguiente pasa lo mismo. Así, una y otra vez.

Con esta idea en mi cabeza, yo sabía que los primeros días iban a ser difíciles pero fueron demasiado 😖 Fueron tres semanas en las que no noté mi pelo limpio nunca. Incluso después de lavármelo, me quedaba apelmazado. Al secarlo, se me formaban bolitas pegajosas con los restos de la grasa natural…¡un asco vaya!

Un día me harté y dejé el método no poo

A las tres semanas me empezó a picar el cuero cabelludo, la sensación de suciedad seguía igual por lo que me lavaba el pelo con la misma frecuencia que antes. Y lo peor de todo es que la descamación estaba todavía ahí e incluso iba a peor.

La verdad es que me lo pensé dos veces antes de dejarlo pero no podía más. Quería volver al champú pero a uno que me solucionara el problema de la descamación así que me puse a investigar a ver a qué se podía deber. Llegué a un ingrediente: el cloruro de sodio. Al final…tanta historia, tantos años y lo que me estaba fastidiando era ¡la sal común! 🤯

Opinión método no poo

Bueno, junto con muchísimos otros ingredientes que ya había evitado en otros champús como por ejemplo el lauril sulfato de sodio, lauril éter sulfato de sodio, todos los PEGs, sulfatos, los parabenos…pero nunca le había prestado atención al cloruro de sodio.

Así que hartita de ir con la cabeza con una capa de grasa y antes de que se me empezaran a pegar las pelusillas de polvo en el flequillo, me puse a buscar un champú completamente natural. Encontré solo uno sin cloruro de sodio y me lo compré. Ha sido un gran acierto y por primera vez ya no tengo descamación. En invierno me lavo el pelo 2/3 veces a la semana, incluso yendo al gimnasio. En verano con el calor y la humedad de Barcelona ya es otra historia…pero bueeeenooo…no pasa nada.

¿Me aconsejas que haga el método no poo?

Bien, después de haber leído mi experiencia con el método no poo supongo que la respuesta te sorprenderá pero la verdad es que sí. Creo que cada persona es un mundo y que lo que no fue bien para mí, puede ir bien para otros. Este post es solo una manera de explicar una experiencia negativa para que, si a ti tampoco te funciona, no creas que lo estás haciendo mal o que no sabes adaptarte a lo natural. Para nada. Así que quédate tranquila y manda a la poo al método no poo 😁 (chiste demasiado malo hasta para mí). 😃

Si quieres conocer historias a las que les ha ido bien, te recomiendo esta de la eco cosmopolita. Estuvo dos años haciéndolo y quedó encantada.

¿Te ha gustado este post? Si quieres recibir otros como este directamente en tu mail, inscríbete a la newsletter y te llevarás una Guía Slow Life completamente GRATIS