Saltar al contenido
Efecto Green – Blog Slow Life

¿Cómo elegir un desodorante natural que funcione? ¡Guía para saber cuál es el mejor!

Desodorante natural sin aluminio

¿Quieres cambiar tu desodorante tradicional a uno natural pero no sabes cuál elegir? ¡Es normal! A mí me pasó lo mismo cuando empecé a deshacerme de todos los productos tóxicos que me echaba en el cuerpo.

Durante un tiempo, el cambio fue un desastre porque compré uno tan natural que no me cubría el sudor. Tuve que utilizar remedios naturales para eliminar el olor de las axilas.

Al principio pensaba que era yo. Que mi olor era así y que no había mucho más que hacer que tener una buena higiene. Peroooo, con el tiempo descubrí qué ingredientes eran los que necesitaba mi desodorante para que fuera efectivo.

Por eso, te voy a enseñar cómo elegir un desodorante natural sin aluminio, para que no te pase lo mismo que a mí y sepas cómo comprar el mejor desde el primer momento.

La piedra de alumbre, ¿sí o no?

A ver…te voy a ser sincera porque tengo un buen lío con este tema. Al principio de todo, me pasé de un desodorante convencional a la piedra de alumbre. Todo el mundo decía que era natural y ecológico. Así que allá que me fui.

Estuve un tiempo usándolo pero no me gustó nada porque no tiene olor ninguno. Esto no es malo en sí mismo pero, a ver…quería algo con un poquito de fragancia natural para que fuera agradable.

Además, empecé a leer información en contra del uso de la piedra de alumbre. Según algunos datos, se trata de un producto natural sin riesgo ninguno cuando se usa en seco. Sin embargo, la mojarlo, que es como hay que ponerlo en la axila, podría ser perjudicial.

Qué quieres que te diga…yo no tengo ni idea de a quién hacer caso. Ahora mismo hay muchos desodorantes ecológicos que usan la piedra de alumbre como base del producto pero yo no me acabo de fiar.

También te puede interesar

¿Cuáles son los mejores ingredientes para controlar el sudor?

Una vez que eliminé la piedra de alumbre me puse a buscar otro desodorante natural para sustituirlo pero cometí un error.

El error fue elegir el producto más natural de todos. Puede sonar absurdo porque de eso se trataba pero la realidad es que no era suficiente para mí. Sudaba igual y olía mal 🙁 Lo utilicé bastante por lo que os decía antes, creía que era así mi olor y que no había mucho más que hacer pero no era verdad.

Cuando ya me harté del todo, me puse a investigar cuáles eran los mejores ingredientes para controlar el sudor y descubrí algunas opciones que me podían ayudar.

Manteca de karité

Manteca de karité como desodorante natural

Mi desodorante actual lleva manteca de karité como ingrediente principal y estoy encantada. Es un producto muy respetuoso con las pieles sensibles por lo que evita que tus axilas se irriten.

Además, tiene propiedades humectantes por lo que ayuda a controlar la sudoración. No evita que sudes. Recuerda que sudar no es malo. Al contrario, es bueno y lo negativo es intentar tapar los poros para que no ocurra. Así que la manteca de karité te ayuda a regular el exceso de sudor pero no te tapona los poros.

Aceite esencial de árbol del té

El aceite esencial de árbol del té es astringente y antiséptico por lo que combate las bacterias que dan el mal olor.

Recuerda que el sudor en sí no huele mal. Lo que le da el olor desagradable son las bacterias que se acumulan en las axilas al sudar. De este modo, si al sudor tiendes a tener un olor fuerte, este aceite esencial es perfecto para ti.

Aceite esencial de salvia

El aceite esencial de salvia tiene muchas propiedades. Por ejemplo, yo lo utilizo como remedio natural para el dolor de la regla. Aunque no tenga nada que ver, la salvia también ayuda a reducir el exceso de sudor.

Sus propiedades termorreguladoras controla la actividad de las glándulas sudoríparas, disminuyendo la sudoración. Al igual que la manteca de karité, tampoco tapona los poros de las axilas por lo que su uso no tiene ningún riesgo para salud.

Aceite esencial de romero

Aceite esencial de romero como desodorante natural

El aceite esencial de romero es de la misma familia que la menta y ambos son dos fragancias naturales estupendas para los desodorantes.

Las fragancias sintéticas son un peligro para la salud. Algunas de las más utilizadas están consideradas como disruptores endocrinos. Muchas están siendo eliminadas de los productos convencionales debido a la presión social. Aún así todavía quedan muchas como el butilfenilo metilpropinal que se encontró incluso en los pañales de bebé, algo que denunció el gobierno francés.

Dicho esto, mejor utilizar desodorantes con fragancias naturales y el romero es un gran aliado.

Bicarbonato sódico

El bicarbonato de sodio genera un poco de controversia a la hora de utilizarlo como desodorante. Para algunos su eficacia es un mito, mientras que para mí es muy útil.

Yo lo utilicé durante mucho tiempo junto con el limón para eliminar el mal olor del sudor y me gustaba. En cualquier caso, no supone ningún riesgo para la salud así que se puede utilizar sin problema. Si lo usas directamente en la piel ten cuidado porque puede irritar las axilas.

Para mí lo más eficaz es elegir un desodorante natural que lleve bicarbonato de sodio pero que este no sea el primer ingrediente en la lista.

¿Cómo elegir un buen desodorante sin tóxicos?

A la hora de elegir el mejor desodorante natural lo mejor es optar por aquellos que lleven en su lista de ingredientes algunos de los que acabamos de ver.

La base de manteca de karité para mí es perfecta. Si a eso le sumamos un desodorante con dos o tres aceites esenciales entonces ya es perfecto. Para completar sería estupendo si tuviera también Vitamina E para cuidar la piel de las axilas que es tan sensible.

A la hora de elegir un desodorante sin tóxicos, hay dos conceptos muy básicos que a mí me han ayudado mucho:

  • Cuantos menos ingredientes tenga el desodorante, mejor.
  • Cuantos más ingredientes entiendas lo que son, también mejor.

Dicho esto, está claro que debes evitar todos los desodorantes convencionales. Da igual que se vendan en farmacia y que pongan en el envase sin parabenos. Quizás no contengan parabenos pero seguramente tengan aluminio, alcohol, triclosan o conservantes químicos mucho peores.

Para estar seguro de que tu desodorante no lleva ningún tipo de tóxico, puedes comprobar sus ingredientes en esta página. Es una web estupenda, de referencia en el mundo de la cosmética natural, en donde podrás saber qué riesgo supone para la salud cada ingrediente que se usa en cremas y demás productos de belleza.

Así que ahora que ya sabes cómo elegir un desodorante natural, a qué esperas para pasarte a la cosmética ecológica libre de tóxicos.

Si quieres seguir descubriendo este tipo de cosmética, súmate a la comunidad de Efecto Green y te iré contando más truquitos para que liberes tus cremas y productos de belleza de todo tipo de ingredientes perjudiciales.

¡Apúntate a la newsletter! Es gratis y podrás darte de baja cuando quieras 😉